La Línea defensiva en la frontera con Gibraltar

Desde que Gibraltar fue cedida a Gran Bretaña, siempre se ha temido que los británicos quisieran expandir sus territorios. Para ello España fortificó la frontera con una muralla desde la playa de levante hasta la de poniente con dos grandes fuertes en los extremos y puestos de guardia entre ellos.
Con la protección de esos cuarteles y el comercio que podía haber con los soldados, empezó a crearse un poblado de viviendas que ahora es la ciudad de La Línea de la Concepción, y de ahí le viene el nombre.
Con la guerra de independencia contra Francia, los ingleses, temiendo que las defensas fueran usadas para atacar al peñón o dejarlos sitiados por el ejército de Napoleón, volaron los baluartes por medio de varios comandos especializados.

Hoy día aún quedan restos de esas defensas. Sobre todo las del fuerte de Santa Bárbara en la playa de Levante.
A mediados del siglo XX con la segunda Guerra Mundial, se decidió fortificar de nuevo la frontera y se mandó construir un sistema de defensa basado en grandes fortines en la zona central de la frontera y auxiliados por otros más pequeños.

Este es unos de los baluartes principales.

Algunos de los fortines auxiliares están dentro de la ciudad y el futuro de ellos es incierto.

Otros se construyeron encima de los restos de las antiguas defensas.

Hoy día solamente son recuerdos de otra época. Uno de estos colosos se ha dejado como un pequeño museo de esa época. Otro ha quedado como almacén del parque que antiguamente era la zona defensiva. Los demás cerrados para siempre.

Fotografías de @cuvi

Danas o grandes tormentas

He crecido oyendo que a las tormentas fuertes se le ha llamado gota fría o temporal. Ahora se le llama dana y fenómeno del niño o de la niña. Además cada vez que se forma una de estas tormentas se le pone un nombre propio.

 

 

 

Pero yo sigo haciendo lo mismo de siempre. Cuando empieza a remitir me gusta acercarme a la playa y disfrutar de este precioso y peligroso fenómeno.

 

 

Los pescadores de caña dicen que en los temporales es cuando hay más pesca, por removerse el fondo y los peces aprovechan para comer esos crustáceos y bivalvos que quedan al descubierto.

 

 

Otros que aprovechan estos días de playa son los surferos. Estos valientes disfrutan de una costa sin nadie que les moleste para hacer su deporte favorito.

 

 

 

 

Y el socorrista a pesar de que no hay apenas nadie en la playa no se puede distraer porque tendría poco tiempo de reacción en caso de una emergencia.

 

 

Fotografías de @cuvi.

Pezuña de buey

Este precioso árbol en flor llamado así por el parecido de las hojas con la huella del animal, siempre me ha llamado la atención.

 

 

Con el contraste del color de las ventanas del edificio me llama aun más la atención. Como daltónico que soy, el color rojo no veo que sea el color que más resalta. Incluso puedo confundirlo y parecer un tono más de verde si no presto mucha atención.

 

 

Será por esta deficiencia que me parece tan espectacular este conjunto y lo dejo publicado por si hay alguien con daltonismo y quiera comentar.

 

 

Fotografías de @cuvi

Ronda, destino de un viaje en tren.

Como expliqué en el último post, Ronda era el destino del viaje ferroviario por las tierras de Cádiz y ahora os voy a enseñar un ejemplo de que ver en esta maravillosa ciudad.

 

 

 

Como hay que adaptarse al horario de llegada y el de vuelta para no perder el tren, la visita no va a ser muy larga pero sí muy intensa. Lo primero que hacemos es ir a comer a un mesón típico de la ciudad con comidas caseras y un gran vino dulce donde entrar en calor. Esta vez visitamos la Bodega El Socorro, en la calle Molino.

 

 

Después de comer nos dedicamos a pasear calle abajo por la Carrera Espinel que es una gran calle peatonal inundada de tiendas de artesanía de artículos de piel,  conocidas cafeterías, y pastelerías. No te puedes perder una visita a la tienda de juguetes El Pensamiento.

 

 

La calle termina en la misma plaza de toros de Ronda que es una de las más antiguas. Funciona también como museo y la entrada no es gratis. Como no soy amante de las plazas de toros ni me lo pienso y damos un agradable paseo por el paseo de Blas Infante donde hay esculturas de viajeros románticos.

 

 

 

 

El paseo discurre por una cornisa que llega hasta los cien metros de altura con vistas a la Sierra. Los balcones son espectaculares.

 

 

 

 

Los árboles del parque es otro motivo por el que disfruto tanto esta ciudad.

 

El paseo te lleva al tajo con el puente sobre el río Guadalevín. Me parece sorprendente y además no entiendo como se permite el tráfico de vehículos de gran tonelaje por él. El puente une las dos partes de la ciudad la villa vieja y la nueva. La ciudad vieja y las murallas árabes ya la visité y la enseñé en un post anterior. Ahora visitamos el tajo bajando un poco para ver su majestuosidad.

 

 

En la parte oriental se encuentran los jardines de Cuenca y el puente Chico o puente Viejo.

 

 

 

 

El turismo abarrota la ciudad y dificulta una visita más tranquila y relajada.

 

 

 

Detalles de la parte vieja de Ronda.

 

 

 

 

La iglesia de Santa María la Mayor.

 

 

 

El paisaje al atardecer es precioso.

 

 

 

Al anochecer no queda otro remedio que volver a la estación para no perder el tren de vuelta a casa.

 

 

Fotografías de @cuvi

 

 

 

 

Cádiz, un destino diferente.

Hace un año, el periódico estadounidense «The New York Times» publicó la provincia de Cádiz como único destino de España de los lugares que eligieron para visitar en el año.

 

Las razones para hacerlo eran muchas. Una capital tan antigua como la historia de la humanidad, los vinos de Jerez, las playas Zahara y Tarifa, el parque de Los Alcornocales, etcétera. Muchas razones y en este post voy a centrarme en el salvaje Sur de España. Lo voy a hacer mediante un viaje desde El parque de los Alcornocales hasta Ronda en tren. Un viaje por una vías con más de cien años donde el tiempo se detiene y la vida se ralentiza.

 

 

El viaje empieza en la estación de San Roque y pasaremos por Jimena de la Frontera y San Pablo de Buceite. Entraremos en la provincia de Málaga por pueblos que bordean entre las dos provincias, Gaucín, Cortes de la Frontera, Jimera de Líbar , Benaoján y Ronda.

 

 

La estación de San Roque se ha Modernizado hace muy poco pero falta por arreglar la el antiguo edificio que está en estado ruinoso.

 

 

Salimos de San Roque y los primeros paisajes son campos arados con cultivos de algodón y cítricos.

 

 

La estación de Jimena con las traviesas de Roble centenarias.

 

 

La vía ferroviaria serpentea y sube por la sierra siempre cerca del río Guadiaro, por esa razón la estación de Gaucín está a varios kilómetros del pueblo, que está en los más alto del valle. Podemos encontrar el antiguo depósito de agua para las locomotoras a vapor.

 

 

 

El valle se hace muy profundo convirtiéndose en un profundo cañón. El cañón de las buitreras, llamado así al gran número de buitres leonados que crían aquí.

 

 

Alcornoques, encinas, quejigos, olivos. El paisaje relaja y no importa que el tren viaje a muy poca velocidad.

 

 

Llegamos a la estación de Cortes de la Frontera. El edificio se mantiene como en sus comienzos en el siglo XIX.

 

 

 

En estas tierras vivieron y se ocultaban los bandoleros, contrabandistas y enemigos del estado por ser una tierra agreste y apenas comunicada con las ciudades.

 

 

 

El destino es Ronda, después de más de tres horas, pero eso será otro post.

 

 

Fotografías de @cuvi.

 

 

 

Adelfa

Se cuenta que en la guerra contra Napoleón en España, se intoxicaron y murieron soldados franceses que usaron ramas de esta planta para asar carne en sus campamentos, seguramente pensando que era laurel por su parecido a simple vista.

 

 

 Aunque es una planta muy venenosa está en todos los jardines en el sur de España.  Mis primeros recuerdos es de ver con mi padre camaleones en sus ramas y advertirme del peligro de esta bella especie.

 

 

Su floración la podemos encontrar en varios colores como es el rojo, rosa y blanco y también con diferentes formas de flor.

 

 

En un jardín de Gibraltar encontré las adelfas con el tronco mas grueso que he visto.

 

 

 

Muy usada como planta ornamental en las autovías y carreteras por la costa del Mediterráneo.

 

 

 

Fotografías de @cuvi

Amaneceres Industriales 2

Como parte de la industria, los buques mercantes desarrollan una labor tan importante como es el transporte de la materia prima entre las factorías.

 

 

Este amanecer fotografiado con una mala cámara hace que parezca una marina pintada con acuarelas y no una imagen capturada con un móvil.

 

 

El día nublado hace que el sol tarde en aparecer, el mar quieto como la superficie de un plato y las gaviotas volando alto buscando las corrientes cálidas que produce los primeros rayos de luz.

 

 

Fotografías de @cuvi

 

Paseo por la playa

Un día nublado es perfecto para una buena caminata por la arena de la playa. Descubrir nuevas playas aunque no estén lejos de casa siempre es una buena experiencia.

 

 

 

En esta playa que está en la costa de Casares hay una gran roca a pocos metros de la playa y con las nubes de fondo se le puede hacer alguna buena fotografía.

 

 

Siempre hay que admirar la vegetación que te encuentres. En este caso, entre vemos plantas de Hinojo Marino.

 

 

Y si observamos mejor nos podemos encontrar algún fósil de Amonite en las rocas del rompeolas. Su tamaño es de unos 15 centímetros de diámetro.

 

 

El agua del mar está limpia y cristalina, dejando ver los cantos rodados de la orilla.

 

 

El paseo termina en las playas de Sabinillas donde se puede tomar alguna cosita que sentará bien después de la caminata.

 

 

Fotografías de cuvi

Amaneceres Industriales

¿Por qué deberíamos mezclar algo tan bonito como es el amanecer con la industria? No se me ocurre ninguna respuesta, pero he decidido probar y me resultó curioso.

 

 

Industrias obligadas a reinventarse para que los amaneceres sigan igual de espectaculares. Invertir más en I+D para conseguir ser más transparentes con el medio ambiente.

 

 

Producir sin dañar el medio que nos rodea. Lo que salga por las chimeneas solamente lleve vapor de agua o aire limpio y si podemos eliminarlas mucho mejor.

 

 

Y para esto vamos con mucho retraso.

 

Fotografías de @cuvi

Sesión de Kitesurf en Tarifa

Una mañana soleada sin bañistas en la playa y con unas pocas olas en la orilla se puede convertir en el día perfecto para hacer un poco de Kitesurf.

 

 

 

Estos chicos disfrutan de las playas de Tarifa con la isla de las Palomas de fondo y yo aprovecho para sacar alguna foto de este espectacular deporte.

 

 

 

Aunque el día es soleado el agua del mar está fría para el baño, pero no para este deporte que combina el viento y el deslizamiento de la tabla por la superficie del mar.

 

 

 

En este caso la modalidad es la de salto.

 

 

Fotografías de @cuvi