Belén viviente de San Roque

En la localidad de San Roque hay un nacimiento creado en las mismas calles alrededor de la iglesia.

 

 

 

Las casas encaladas, el suelo cubierto de restos vegetales y adornado con hojas de palmas y mantas puestas en medio de la calle para proteger del sol a los transeúntes crean un escenario bello y acogedor.

 

 

 

Hay puestos de venta de vino, pestiños y borrachuelos hechos ahí mismo, que con los villancicos flamencos te invita a parar y consumir para luego seguir el camino.

 

 

 

Casi todo el pueblo participa en la fiesta y colocan su puesto y algunos hasta sus animales de campo.

 

 

 

 

La visita termina en la puerta principal de la iglesia, pero puedes bajar la calle San Felipe y disfrutar de las luces en el paseo de la ciudad.

 

 

Fotografías de @cuvi

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *