Danas o grandes tormentas

He crecido oyendo que a las tormentas fuertes se le ha llamado gota fría o temporal. Ahora se le llama dana y fenómeno del niño o de la niña. Además cada vez que se forma una de estas tormentas se le pone un nombre propio.

 

 

 

Pero yo sigo haciendo lo mismo de siempre. Cuando empieza a remitir me gusta acercarme a la playa y disfrutar de este precioso y peligroso fenómeno.

 

 

Los pescadores de caña dicen que en los temporales es cuando hay más pesca, por removerse el fondo y los peces aprovechan para comer esos crustáceos y bivalvos que quedan al descubierto.

 

 

Otros que aprovechan estos días de playa son los surferos. Estos valientes disfrutan de una costa sin nadie que les moleste para hacer su deporte favorito.

 

 

 

 

Y el socorrista a pesar de que no hay apenas nadie en la playa no se puede distraer porque tendría poco tiempo de reacción en caso de una emergencia.

 

 

Fotografías de @cuvi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *